Exclusiones médicas en las oposiciónes a Policía Nacional

Tras superar las primeras etapas de la oposición a Policía Nacional, llega el momento de enfrentarte al reconocimiento médico, y a pesar de que es un trámite sencillo, genera mucho nerviosismo en los opositores porque en algunas ocasiones no se tiene la certeza absoluta de que no se cumple con alguna de las causas de exclusión médica, tanto por motivos físicos como por los psíquicos.

En este artículo vamos a ver cuáles son las causas de exclusión físicas y psíquicas que pueden apartarte de la posibilidad de convertirte en Policía Nacional.

La altura o talla

La altura o estatura mínima para poder aspirar a una plaza de Policía Nacional es de 1,65 metros para los hombres y de 1,60 metros para las mujeres.

¿No llegas a la altura mínima por poco? No te preocupes porque en este artículo te contamos cómo puedes aumentar tu altura para poder superar el reconocimiento médico de la oposición a la Policía Nacional.

La obesidad o delgadez

En ciertos casos en los que la obesidad o delgadez llegue a incapacitar o dificultar al aspirante para el desempeño de las funciones relacionadas con el desarrollo del cargo de Policía Nacional, podrá ser considerado como motivo de exclusión médica.

No se establecen unos valores de referencia, como sí que ocurre con la estatura.

Exclusiones médicas circunstanciales

Las exclusiones médicas circunstanciales, a diferencia de las exclusiones médicas definitivas, pueden volver a ser valoradas en fechas futuras y el opositor puede volver a ser clasificado como apto por el Tribunal Médico.

Las exclusiones circunstanciales son enfermedades o lesiones agudas, presentes en el momento del reconocimiento médico, que puedan producir secuelas que incapaciten o dificulten al aspirante para el desarrollo de las funciones policiales.

En estos casos, el Tribunal Médico puede establecer una nueva fecha para comprobar la evolución y el estado de salud del opositor, y certificar si las causas de la exclusión médica han desaparecido o no.

Exclusiones médicas definitivas

Las exclusiones médicas definitivas son aquellas que tienen carácter permanente, de manera que no existirá una nueva fecha para comprobar el estado de salud del aspirante, y por lo tanto, ese opositor será no apto de forma definitiva.

Exclusiones médicas relacionadas con el ojo y la visión

Las exclusiones médicas relacionadas con la salud visual son:

  • Agudeza visual sin corrección inferior a los dos tercios de la visión normal en ambos ojos.
  • Queratomía radial.
  • Desprendimiento de retina.
  • Estrabismo.
  • Hemianopsias.
  • Discromatopsias.
  • Cualquier otro proceso patológico que, a juicio del Tribunal Médico, dificulte de manera importante la agudeza visual.

Exclusiones médicas relacionadas con el oído y la audición

Supondrá un motivo de exclusión definitivo el que la agudeza auditiva del opositor haya sufrido una pérdida entre los 1.000 y 3.000 hertzios a 35 decibelios o de 4.000 hertzios a 45 decibelios.

Otras exclusiones médicas

Relacionadas con el aparato locomotor

Las alteraciones del aparato locomotor que limiten o dificulten al opositor para el desarrollo de la función policial serán causa de exclusión. También tendrán el mismo tratamiento aquellas patologías que puedan agravarse, siempre a juicio del Tribunal Médico, con el desarrollo del puesto de trabajo.

Algunos ejemplos de motivos de exclusión médica relacionados con el aparato locomotor: Patología ósea de extremidades, retracciones o limitaciones funcionales de causa muscular o articular, defectos de columna vertebral y otros procesos óseos, musculares y articulares).

Relacionadas con el aparato locomotor

Dentro de este grupo de patologías que pueden suponer exclusión del proceso selectivo se incluyen la úlcera gastro-duodenal y cualquier otro proceso digestivo que, a juicio del Tribunal médico, incapaciten o dificulten al aspirante para el desempeño del puesto de trabajo.

Exclusiones médicas relacionadas con el aparato cardiovascular

Dentro de las exclusiones relacionadas con el aparato circular se incluyen diferentes patologías y alteraciones:

La hipertensión arterial, sin importar su causa u origen. En el momento del reconocimiento médico la tensión arterial no debe superar el límite de 145 mm/Hg en presión sistólica y hasta 90 mm/Hg en presión diastólica. Esta medición se realizará en reposo.

Además, también se incluyen como causa de exclusión las varices o insuficiencia venosa periférica así como cualquier otra patologías o lesión cardiovascular que el Tribunal Médico considere que pueda limitar el desempeño del puesto de trabajo.

Exclusiones médicas relacionadas con el aparato respiratorio

Podrán suponer un motivo de exclusión médica cualquiera de las siguientes patologías relacionadas con el aparato respiratorio: el asma bronquial, la broncopatía crónica obstructiva, el neumotórax espontáneo (cuando se haya producido en más de una ocasión), la tuberculosis pulmonar activa y aquellos procesos del aparato respiratorio que dificulten o impidan la realización de las tareas atribuidas.

Exclusiones médicas relacionadas con el sistema nervioso

Tanto la depresión, epilepsia, jaquecas, temblor provocado por cualquier causa, toxicomanías, alcoholismo y aquellos procesos patológicos relacionados con el sistema nervioso que supongan un inconveniente para el desarrollo de la función policial podrán ser una causa de exclusión del proceso selectivo.

Exclusiones médicas relacionadas con la piel y faneras

Están incluidos dentro de este grupo los eczemas, psoriasis, las cicatrices que produzcan una limitación funcional y otros procesos patológicos que limiten o dificulten las actividades propias del puesto de trabajo de un Policía Nacional.

Otros procesos patológicos

Existen otras enfermedades, patologías y alteraciones que también podrán ser consideradas motivo de exclusiones médicas como la diabetes, enfermedades de transmisión sexual, enfermedades transmisibles en actividad desarrollada, intoxicaciones crónicas, enfermedades inmunológicas sistemáticas, malformaciones congénitas, hemopatías graves, psicosis y aquellos procesos patológicos que sean considerados por el Tribunal Médico causa de incapacitación para el ejercicio de la función policial.